Bicarbonato de sodio en jardines: uso de bicarbonato de sodio en plantas


Por: Bonnie L. Grant, agricultor urbano certificado

El bicarbonato de sodio, o bicarbonato de sodio, ha sido promocionado como un fungicida eficaz y seguro en el tratamiento del mildiú polvoroso y varias otras enfermedades fúngicas. Estudios recientes confunden la eficiencia de usar este artículo doméstico común. El compuesto parece prevenir algunos brotes de esporas de hongos, pero no las mata.

¿El bicarbonato de sodio es bueno para las plantas? Ciertamente no parece hacer ningún daño, pero tampoco es la cura milagrosa para esas rosas asediadas por el moho. El bicarbonato de sodio como fungicida parece disminuir los efectos de las enfermedades fúngicas en las plantas ornamentales y vegetales comunes.

Bicarbonato de sodio en jardines

Se han realizado numerosos ensayos para estudiar los efectos de los aerosoles de bicarbonato de sodio en las plantas. La organización ATTRA, que ayuda a los productores rurales y agrícolas con problemas comunes de producción e información sobre plantas, publicó una serie de hallazgos de ensayos en todo el mundo. En general, el bicarbonato de sodio en las plantas tuvo un efecto beneficioso en la reducción de las esporas de hongos.

Sin embargo, surgieron algunas preocupaciones sobre el bicarbonato de sodio en los jardines debido a la primera parte del compuesto. El sodio puede quemar hojas, raíces y otras partes de las plantas. También puede permanecer en el suelo y afectar a las plantas posteriores. Sin embargo, no se encontró ninguna acumulación grave y la EPA federal ha aprobado el bicarbonato de sodio como seguro para las plantas comestibles.

Uso de bicarbonato de sodio en plantas

La mejor concentración de bicarbonato de sodio es una solución al 1 por ciento. El resto de la solución puede ser agua, pero la cobertura de las hojas y los tallos es mejor si se agrega un poco de aceite hortícola o jabón a la mezcla.

El bicarbonato de sodio como fungicida actúa alterando el equilibrio iónico en las células fúngicas, lo que hace que colapsen. El mayor peligro de usar bicarbonato de sodio en plantas es la posibilidad de quemaduras foliares. Esto aparece como parches marrones o amarillos al final de las hojas y puede minimizarse diluyendo a fondo el producto.

¿El bicarbonato de sodio es bueno para las plantas?

El bicarbonato de sodio en las plantas no causa ningún daño aparente y puede ayudar a prevenir la floración de esporas de hongos en algunos casos. Es más eficaz en frutas y verduras de la vid o del tallo, pero las aplicaciones regulares durante la primavera pueden minimizar enfermedades como el mildiú polvoroso y otras enfermedades foliares.

Una solución de 1 cucharadita (5 ml) de bicarbonato de sodio en 1 galón (4 litros) de agua reduce los casos de quemaduras en las hojas. Agregue 1 cucharadita (5 mL) de aceite inactivo y ½ cucharadita (2.5 mL) de jabón para platos o jabón para horticultura como surfactante para ayudar a que la mezcla se pegue. Tenga en cuenta que la solución es soluble en agua, así que aplíquela en un día nublado y seco para obtener mejores resultados.

Si bien algunos ensayos e investigaciones científicas mitigan la efectividad del bicarbonato de sodio contra las enfermedades causadas por hongos, no dañará la planta y tiene beneficios a corto plazo, ¡así que adelante!

ANTES DE USAR CUALQUIER MEZCLA CASERA: Debe tenerse en cuenta que cada vez que use una mezcla casera, siempre debe probarla primero en una pequeña porción de la planta para asegurarse de que no dañe la planta. Además, evite usar jabones o detergentes a base de lejía en las plantas, ya que esto puede ser perjudicial para ellas. Además, es importante que nunca se aplique una mezcla casera a ninguna planta en un día caluroso o soleado, ya que esto provocará rápidamente la quema de la planta y su desaparición final.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre información y consejos de jardinería


10 preguntas frecuentes sobre el uso de bicarbonato de sodio para las plagas del jardín

Ya sea que su jardín sea grande o pequeño, es probable que encuentre problemas con las plagas del jardín de vez en cuando.

En estos días, somos más conscientes que nunca de los peligros del uso de productos químicos potentes en el hogar y el jardín.

Afortunadamente, muchas alternativas naturales son seguras y efectivas para repeler y eliminar plagas de insectos y más.

En este artículo, respondemos diez de las preguntas más frecuentes sobre el uso de bicarbonato de sodio (bicarbonato de sodio) para combatir las plagas del jardín.


El bicarbonato de sodio es el mejor amigo de un jardinero: aquí hay 15 usos ingeniosos en el jardín

La jardinería es una de las actividades físicas más efectivas que podrá realizar, porque tiene innumerables beneficios para el estado físico y mental. Además, los productos frescos y de cosecha propia son de mucha más calidad que los que respaldamos en el mercado y, por lo tanto, el sabor es simplemente incomparable.

Sin embargo, ¿reconoció que el hidrogenocarbonato de sodio suele ser su varita mágica dentro del jardín?
Este agente versátil es su socorro cuando se trata de toda la casa, porque es un ingrediente de cocina increíble y un excelente producto de limpieza y corte de uñas de todos los tiempos, créame.

El bicarbonato de sodio, en lugar de los productos químicos sintéticos, puede ser más seguro y económico para su jardín. Puede utilizar estas formas de bicarbonato de sodio en su jardín:

  1. Insectífuga

Para mantener alejados a los bichos, mezcle una cucharada de aceite vegetal, dos cucharadas de bicarbonato de sodio y un par de gotas de jabón con un galón de agua. Rocíalo dentro del jardín cada tres días. Rocíe suavemente esta mezcla dentro del jardín cada tres días para mantener alejados a los insectos.
Mezcle harina y bicarbonato en cantidades iguales y ensucie cualquier producto que crezca con gusanos de la col y los destruirá. Mezcle 5 cucharadas de hidrogenocarbonato con la misma cantidad de azúcar granulada y una cucharada de agua y vierta la mezcla en hormigueros. Agregue una pequeña cantidad de vinagre y reducirá la población de hormigas en el jardín.

  1. Hongos, moho y malezas

Para evitar el hongo en el jardín, mezcle 4 cucharaditas de carbonato de hidrógeno con un galón de agua y aplique la mezcla en las áreas problemáticas.
Para proteger las frutas y verduras del moho, rocíelas con una mezcla de 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 2.5 cucharadas de aceite hortícola y un galón de agua. Para eliminar las malas hierbas, especialmente los pastos de cangrejo que crecen entre las grietas de sus pasillos, humedezca el reino y agregue una capa gruesa de saleratus en las grietas para hacer una pasta.

  1. Compost y suelo

Para probar el pH del suelo, necesitará media taza de bicarbonato y media taza de vinagre. A continuación, obtenga dos muestras de tierra y colóquelas en recipientes separados. Vierta vinagre en una de las muestras y, si burbujea, su pH es superior a siete o alcalino. en caso de que no sea así, agregue bicarbonato con media taza de agua a la muestra opuesta, y si burbujea ahora, es ácida. Para disminuir el olor extremo del abono, rocíe solo un toque de saleratus en la parte más alta de la pila.

  1. Sabor y apariencia de las plantas.

Los tomates son más dulces cuando se cultivan en un suelo menos ácido, así que rocíe una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en el suelo que los rodea. Para estimular la floración de begonias, hortensias y geranios, riéguelos mensualmente con un producto tónico singular de dos litros de agua y una cucharada de bicarbonato.
Para hacer que sus lirios, lirios, geranios y margaritas crezcan más saludables y brillantes, antes de regarlos, agregue un poco de bicarbonato al agua.

  1. Limpieza

Use saleratus para lavar las decoraciones en su jardín. Lávelos con un litro de agua tibia y dos cucharadas de bicarbonato. Sumerja un cepillo en la mezcla y frote las manchas. El bicarbonato de sodio es excelente para limpiar más los pasillos del jardín. una vez que estén cubiertos de maleza y sucios, lávelos con la mezcla idéntica y volverán a ser hermosos. Limpia y desodoriza las herramientas de jardín con bicarbonato de sodio.

  1. Ponlo en tus plantas para inducir a evitar el moho.

Al igual que el consejo sobre los hongos, el carbonato de hidrógeno también puede matar el moho que pudrirá sus plantas (frutas y verduras en particular). Todo lo que tienes que hacer es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con dos cucharadas y media de aceite hortícola en un galón de agua. Colóquelo en una botella excesivamente y rocíelo sobre sus plantas para ofrecerles una capa protectora contra el moho.

Los tomates se vuelven más dulces después de que crecen en un suelo menos ácido, entonces, ¿por qué no intentarlo? Todo lo que tienes que hacer es espolvorear saleratus ligeramente sobre la tierra en la que están creciendo y dejar que se absorba naturalmente. Cuando finalmente puedan comer, ¡deberían tener un sabor más dulce y agrio del que está acostumbrado!

  1. Úselo para que sus ramos duren un poco más.

Es genial traer flores dentro de la casa siempre para adornarlas, pero siempre parecen marchitarse antes de que nos guste. Para defenderse, intente echar una pizca de sal y una pizca de bicarbonato de sodio en un jarrón junto con agua para las flores. Con un poco de suerte, la mezcla debería prolongar su vida al mínimo durante mucho tiempo.

  1. Ponlo en abono para darle un toque menos oloroso.

Algunos de nosotros nos hemos metido en el compostaje como una forma de ser más sostenibles y buenos para el medio ambiente. Aún así, el método produce algunos olores increíblemente malos. Afortunadamente, existe una solución sencilla para esto. Todo lo que tienes que intentar es agregar un poco de hidrogenocarbonato de sodio en la parte superior para absorber parte del olor y corregir un poco la acidez. Sin embargo, no haga una cantidad excesiva o ralentizará el proceso de descomposición por completo.

  1. ¡Ilumina las pasarelas de tu jardín con él!

Los caminos sinuosos por los que atravesamos nuestros jardines suelen ser hermosos y relajantes para recorrer ... hasta que comienzan a ensuciarse y cubrirse de malas hierbas. ¡Una vez más, saleratus puede ayudar! Intente lavar sus superficies con dos cucharadas de bicarbonato y un litro de agua tibia (use estas proporciones para la cantidad de solución que prepare). Agregue un poco más de bicarbonato de sodio para manchas más difíciles. Después de eso, ¡moja un cepillo y frota! Sin embargo, tenga cuidado de no derramar la respuesta en ningún jardín delicado.

  1. Haz que tus flores florezcan aún más y brillen aún mejor.

Al igual que con los tomates que mencionamos anteriormente, ciertas flores prosperan en suelos alcalinos. Para empujar la tierra de esa manera, intente mezclar un poco de carbonato de hidrógeno en su regadera antes de permitirles beber. después de que finalmente florezcan, ¡deben ser más brillantes y saludables de lo que hubieran sido de otra manera!

  1. Úselo para exterminar cualquier parche molesto de hierba de cangrejo.

Si aún no lo sabe, la hierba de cangrejo son esos pequeños pedazos de hierba molestos y fibrosos que parecen volver a crecer siempre entre las aceras y otras áreas problemáticas. Para un simple agradecimiento por obviarlos para que no vengan, todo lo que tienes que intentar es humedecer el área de la materia y aplicar una cantidad espesa de bicarbonato de sodio para que se convierta en una pasta. Barre la pasta en las grietas y eliminará las malas hierbas que tengas, ¡simplemente mantenla alejada del césped que quieras!

  1. Detenga a los gusanos de la col en seco.

Incluso si no cultiva coles específicamente, los gusanos de la col pueden causar estragos en cualquier jardín bien intencionado. Afortunadamente, existe una solución sencilla. Mezcle una cantidad igual de harina y bicarbonato y use la mezcla para espolvorear cualquier producto que vaya a cultivar. Aunque los gusanos seguirán intentando comerse las plantas, ¡la mezcla las matará una vez que lo hagan!

  1. ¡Úselo para limpiar sus plantas de interior!

Si tiene plantas grandes en el interior que acumulan polvo o suciedad, a menudo es difícil limpiarlas de manera eficaz, ya que no puede utilizar los productos químicos estándar. Para darles brillo sin dañarlos, solo use un poco de hidrogenocarbonato de sodio y agua tibia y límpielos suavemente. ¡Deben estar como nuevos!

  1. ¡Por último, colóquelo en todas partes después de un largo día de trabajo en el jardín!
    Aunque la jardinería a menudo es relajante y gratificante, un día completo puede resultar en algunas manos muy sucias que son difíciles de inducir a la limpieza. ¡Una vez más, saleratus puede venir al rescate aquí! Todo lo que tienes que intentar es mojarte las manos y cubrirlas con el hidrogenocarbonato de sodio. Use un cepillo de uñas para las áreas particularmente duras y debe estar listo para comenzar.


Cómo utilizar bicarbonato de sodio como fungicida orgánico para su jardín

Actualizado 07/08/2020

El uso de bicarbonato de sodio como fungicida no es nuevo y los jardineros lo han utilizado durante mucho tiempo para proteger sus plantas. Conocido científicamente como bicarbonato de sodio, ha sido un fungicida eficaz y seguro para el tratamiento de diversas enfermedades fúngicas como el mildiú polvoriento. También es eficaz para eliminar los efectos de las enfermedades fúngicas en las plantas vegetales comunes.

Cuando se rocía bicarbonato de sodio sobre las plantas, interrumpe el equilibrio iónico de las células fúngicas, lo que hace que colapsen. Además, las esporas de hongos se eliminan porque el bicarbonato de sodio deja residuos alcalinos en la superficie de las plantas.

Además de actuar como fungicida, tiene otros beneficios en el jardín. Estos incluyen pero no se limitan a:

Mantener las hojas y flores de las plantas frescas y limpias.

Endulzando el sabor de los tomates.

Profundicemos un poco más en los pros y los contras de usar bicarbonato de sodio como fungicida.

Ventajas:

Es orgánico y ecológico.

Es menos costoso que los fungicidas comerciales y funciona perfectamente.

Evita que el moho crezca en las plantas.

Desventajas:

El primer compuesto de bicarbonato de sodio, sodio, puede quemar raíces, hojas y otras partes de la planta en algunos casos.

El uso constante de bicarbonato de sodio en las plantas puede hacer que el bicarbonato se acumule en el suelo, por lo que tiene un impacto en los nutrientes del suelo, lo que conducirá a un crecimiento más lento de la planta.

El bicarbonato de sodio también es un tipo de sal, y su uso excesivo perjudica a las plantas de dos formas:

En primer lugar, bloquea las células de los tejidos de las plantas y, como consecuencia, las plantas pueden volverse incapaces de absorber la cantidad de agua que necesitan.

En segundo lugar, se puede acumular demasiada sal en la planta y causar toxicidad iónica que eventualmente daña la planta.

Sin embargo, en general, y cuando se usa con moderación, el bicarbonato de sodio no causa problemas importantes y, por lo tanto, generalmente es seguro de usar como fungicida en las plantas. Como aerosol, puede lograr resultados sorprendentes contra hongos e insectos herbívoros. Además, es orgánico y no causa ningún tipo de daño al medio ambiente, por lo tanto, es una solución útil para las plantas de su jardín si no desea rociar productos químicos como sc suspendidos por ahí.

¿Como funciona?

Es tan simple como parece. Al ser ingerido por insectos, el compuesto bicarbonato de sodio libera dióxido de carbono en sus cuerpos, lo que eventualmente los lleva a la muerte.

¿Cómo pueden afectar los hongos a las plantas?

Los hongos sobreviven con la energía de las plantas en las que viven o se asientan. A medida que los hongos crecen, la vitalidad de la planta disminuye. Los hongos vegetales pueden dañar rápidamente su planta y eventualmente un colapso total de la planta.

Los hongos provienen del aire o del suelo. Viajan por el aire a través de esporas y se depositan en las hojas de la planta, o pueden ingresar a una planta a través de la raíz.

Hacer fungicida con bicarbonato de sodio

Antes de rociar la solución hecha en casa, siempre debe realizar una prueba de parche en sus plantas y esperar a ver cómo funciona antes de rociarla en el resto de su jardín. Esta prueba de parche también le ayudará a saber si la concentración y dilución de la solución que preparó podría provocar la quema de hojas.

Una preparación común:

3 cucharadas de bicarbonato de sodio

Mezclarlo en el rociador y luego rociar sobre las plantas puede ser un método preventivo eficaz contra cualquier enfermedad fúngica o insectos.

Una gama más amplia de protección:

1 cucharada de aceite (preferiblemente aceite vegetal)

2 gotas de líquido para lavar platos

Esta solución será incluso más eficaz que la primera descrita anteriormente. El aceite aumentará la capacidad de la solución para matar insectos o virus fúngicos, mientras que agregar líquido para lavar platos ayudará a que la solución permanezca donde se rocía al aumentar su viscosidad. Esta solución también ayudará a controlar la enfermedad fúngica "mildiú polvoroso": una enfermedad común que afecta a muchos tipos de plantas, especialmente si la temporada de crecimiento ha sido particularmente húmeda.

Una solución sólida:

2 cucharadas de bicarbonato de sodio

1 cucharada de jabón (recomendado: jabón de Castilla)

La adición de aceite de neem hace una solución aún más eficaz. El aceite de neem tiene beneficios fungicidas de Azadirachtin y Nimbin que contiene. Por lo tanto, el aceite de neem y el bicarbonato de sodio, cuando se mezclan, ofrecen un tratamiento aún más eficaz contra enfermedades fúngicas como el mildiú polvoroso. Esta solución se recomienda cuando ya ha infestado plantas en su jardín. El jabón del ingrediente funciona igual que el pegamento. Ayuda a que la solución se adhiera a las hojas de la planta y puede eliminar las manchas de hongos de manera más efectiva.

El uso de bicarbonato de sodio en combinación con otros métodos naturales para repeler plagas y malezas puede mantener su planta segura y protegida contra nuevas infestaciones.

El fungicida en polvo para hornear solo debe aplicarse durante el anochecer. Aplicarlo en un día soleado o cuando sale el sol puede provocar la quema de las hojas de la planta. Además, asegúrese de que no llueva en las próximas 24 horas después de la aplicación.

El fungicida elaborado con bicarbonato de sodio funciona mejor como medida preventiva, pero también puede ser eficaz para eliminar las enfermedades fúngicas existentes. Para la prevención, es uno de los mejores métodos de trabajo para optar. En la mayoría de los casos, previene la formación de esporas que causan enfermedades y es eficaz para mantener alejados a los insectos herbívoros. Recuerde siempre que es mejor prevenir que curar. Por lo tanto, el bicarbonato de sodio y otros remedios naturales similares funcionan mejor antes de que tenga problemas.

Owais Shah es el fundador de Town Hustle, un blog de control de plagas que se ocupa de todo tipo de revisiones de insecticidas. Ha escrito extensamente sobre el control de plagas en su hogar.


3. Use bicarbonato de sodio para deshacerse del mildiú polvoroso

Si su rosa es invadida por mildiú polvoroso y la planta se está volviendo poco saludable, entonces su uso es beneficioso. Use un aerosol de bicarbonato de sodio para prevenir el mildiú polvoroso. 7 cucharadas de bicarbonato de sodio, un poco de jabón líquido, 5 galones de agua se mezclan bien. Rocíe la mezcla preparada durante unos días. Siempre verifique, algunas plantas pueden ser sensibles debido a que pueden quemarse. Espolvorea el mezcla una vez a la semana para obtener mejores resultados.


5 usos más del bicarbonato de sodio en el jardín:

1. Elimine el mildiú polvoriento: Mezcle 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 1 galón de agua, 1 cucharada de aceite vegetal y 1 cucharada de jabón para platos. Pulverizar semanalmente sobre las plantas afectadas.

2. Refresque los rosales: riegue las rosas con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1/2 cucharadita de amoníaco claro y 1 cucharadita de sal de Epsom en un galón de agua.

3. Haga un fungicida: combine un galón de agua con 1 cucharada de bicarbonato de sodio, 21/2 cucharadas de aceite vegetal y 1/2 cucharadita de jabón de Castilla. Pulverizar sobre el follaje de las plantas enfermas.

4. Pruebe el pH de su suelo: moje el suelo y espolvoree una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio sobre él. Si el bicarbonato de sodio burbujea, su suelo es ácido con un nivel de pH por debajo de 5.

5. Repele las plagas del jardín: a los conejos, hormigas, peces plateados y cucarachas no les gusta el bicarbonato de sodio. Espolvoréelo en el perímetro de su jardín para mantenerlos alejados.

Reimpreso de El compañero de bicarbonato de sodio por Suzy Scherr con permiso de Countryman Press, 2018.


Control de insectos y bicarbonato de sodio

¿El bicarbonato de sodio mata a los insectos? Si.

Ya sea que tenga problemas de cucarachas, hormigas, babosas, ratas o chinches, el bicarbonato de sodio se puede utilizar eficazmente contra dichas plagas. El proceso para usar este compuesto puede variar según el tipo de problema de plaga que se enfrente.

Hormigas

Se prepara un cebo utilizando partes iguales de azúcar y bicarbonato de sodio.

Las hormigas se sienten atraídas fácilmente por el azúcar y no perderán tiempo picando su cebo. Una vez ingerido, los efectos del bicarbonato de sodio entran en acción. Reacciona con el ácido en su sistema digestivo que es muy tóxico y los mata en poco tiempo.

Cucarachas

El exterminio de cucarachas también se puede realizar mediante este método natural. Similar al control de hormigas, un cebo para cucarachas se prepara mezclando partes iguales de azúcar y bicarbonato de sodio. Mientras que el azúcar sirve para atraer cucarachas, el bicarbonato de sodio hace el trabajo de matarlas.

Una vez ingerido, se vuelve venenoso al reaccionar con el ácido en su sistema digestivo. Al hacer este cebo, debe mezclarse en un recipiente poco profundo y colocarse alrededor de áreas donde las cucarachas son comunes, especialmente el área de la cocina.

Este proceso puede repetirse hasta que haya una mejora clara en su situación de plagas.

El uso de bicarbonato de sodio para las cucarachas ha demostrado ser efectivo. Como hemos visto, puede usarse solo o como cebo mezclándolo con otras sustancias como el azúcar. Esto proporciona un alivio natural además de ser económico. También se puede utilizar junto con otros métodos de control de plagas.

Uso de bicarbonato de sodio en el control de plagas - Consideraciones de seguridad

Este es un aspecto importante del control de plagas. Bicarbonato de sodio, en este caso muy inofensivo.

Se utiliza en el hogar para varios fines, incluida la higiene personal y como agente de limpieza. Esto se puede aplicar generosamente para obtener los mejores resultados.


Ver el vídeo: MIRA PORQUE ES BUENO USAR EL BICARBONATO EN EL HUERTO O JARDIN. PODEROSO FUNGICIDA


Artículo Anterior

Canción de la bigiarella - Sonidos emitidos por la bigiarella - Sylvia curruca

Artículo Siguiente

Sin flores en naranja falsa: por qué no florece una flor de naranja falsa