Amonio para fresas, ajos, tomates y pepinos en primavera


Muchos creen que el amoníaco es una sustancia exclusivamente medicinal que se usa en medicina para sacar a una persona de la inconsciencia y como terapia para diversas enfermedades. ¿Y cuál es la conexión entre el amoníaco y las fresas? Pero aquellos que cultivan un huerto, cultivan un huerto, saben que además del uso estándar El amoníaco es un asistente insustituible en el sitio..

La composición y propiedades del amoniaco, ¿se puede utilizar?

El amoníaco es un gas incoloro con un olor acre y muy picante; en combinación con el agua, forma amoníaco. A la venta puede encontrar una concentración del 10 por ciento y del 25 por ciento de esta sustancia. Los jardineros experimentados usan amoníaco para los siguientes propósitos:

  1. Como fertilizante nitrogenado líquido adecuado tanto para plántulas como para plantas maduras. En términos de calidad, este fertilizante se puede comparar con un fertilizante tan generalmente reconocido como la ceniza de madera;
  2. La solución de amoníaco es un medio eficaz para prevenir la aparición de muchos insectos y plagas.

Una característica distintiva de la solución de amoníaco es que no contiene sustancias de lastre, por lo que, durante el procesamiento y la alimentación, los productos agrícolas siguen siendo inofensivos para las personas y los animales.

Utilizándolo, puede cultivar un cultivo respetuoso con el medio ambiente. y la cabeza sobre los nitratos no dolerá. En este caso, se minimizará el uso de productos químicos.

Los beneficios y daños del amoníaco, por qué el agua

La solución de amoníaco se usa activamente en horticultura. Es una fuente de nitrógeno., que es muy importante para el pleno desarrollo de muchas plantas. Con la ayuda de este aderezo se puede mejorar el estado general de las plantas, cualquier variedad se vuelve productiva y la calidad de los frutos obtenidos es super!
La alimentación regular y la pulverización de plantas con fertilizantes nitrogenados conduce a los siguientes resultados positivos:

  • crecimiento activo de masa verde;
  • se forman una gran cantidad de flores en las plantas;
  • después de realizar la alimentación correcta con amoníaco, no es necesaria la introducción de otros fertilizantes minerales;

Si vierte este remedio, se realizará una prevención efectiva de muchas plagas, a saber:

  • áfido;
  • mosca de la cebolla;
  • mosca de la zanahoria;
  • soportar;
  • gusano de alambre
  • probóscide secreta;
  • mosquitos de interior;
  • hormigas, etc.

Una ventaja importante de la solución de amoníaco será el hecho de que cuando se usa, los nitratos no se acumulan en las raíces, hojas y frutos de la planta, y el producto final no dañará el cuerpo.

Pero si el producto se usa durante la fructificación, el cultivo resultante debe lavarse a fondo, porque las sustancias activas pueden asentarse en la superficie de la fruta.

Medidas de seguridad para rociar y fertilizar el jardín y el huerto.

Usando amoníaco en jardinería, vale la pena recordar que todavía es es venenoso y es muy importante tomar ciertas precauciones:

  1. Al trabajar con la sustancia, es imperativo utilizar equipo de protección personal (guantes, respirador o mascarilla). Esto se debe al hecho de que los vapores de amoníaco en la piel o las membranas mucosas pueden causar quemaduras químicas;
  2. No puede agregar ninguna sustancia a la solución, a excepción del yodo y el jabón para lavar;
  3. Si la solución recién preparada entra en contacto con áreas desprotegidas de la piel, escúrralas inmediatamente con agua y jabón. Entonces necesita buscar ayuda de un especialista.

El envenenamiento con amoníaco puede causar graves consecuencias, por lo que debe trabajar con mucho cuidado con dicha sustancia. Los vapores de amoniaco se evaporan con la suficiente rapidez, por lo que las precauciones serán relevantes en el momento de su uso directo.

Una solución acuosa de amoníaco no se puede preparar y mantener en interiores, todo el trabajo con la sustancia debe realizarse solo al aire libre. Tampoco se puede utilizar en invernaderos e invernaderos.

Además de las precauciones básicas, existen varias contraindicaciones que deben tenerse en cuenta al trabajar con una sustancia. No se recomienda para mujeres embarazadas y lactantes, personas con epilepsia.

Aplicación para el tratamiento de diversas plantas y plántulas.

Es bastante simple preparar una solución de amoníaco, pero debe tenerse en cuenta que la dosis, la proporción y el método de uso para diferentes cultivos hortícolas serán diferentes entre sí.
Para evitar que el amoníaco se volatilice demasiado rápido, se mezcla con jabón para lavar al 72%. Con su ayuda, se crea una película delgada en las hojas de las plantas, que es una protección confiable contra enfermedades y plagas, pero al mismo tiempo permite que el aire y la humedad pasen bien.
Para preparar un producto de este tipo, se frota un trozo de jabón en un rallador fino y se diluye en 1 litro de agua caliente. La solución de jabón preparada se vierte en un balde de agua, se agrega amoníaco y se mezcla bien.

El amoníaco desaparece lo suficientemente rápido, por lo que la solución preparada debe usarse de inmediato. Para procesar la planta y al mismo tiempo evitar la evaporación de la sustancia, el riego se realiza con una regadera de orificios anchos.

No permita que el agente penetre en las hojas, en cuyo caso se puede formar una quemadura química. Los tratamientos con esta sustancia se llevan a cabo temprano en la mañana o al atardecer en un clima seco y tranquilo.

Amoníaco para fresas - fertilizante

El tratamiento de las fresas con amoníaco es necesario para aumentar los rendimientos y ayudar a la planta a acumular masa verde. Además, dicha herramienta combate activamente las plagas y es un medio profiláctico para su aparición.
Para conseguir el mejor efecto se realizan tres tratamientos... El primero de ellos, en primavera, tiene como objetivo deshacerse de las plagas y las infecciones por hongos que han pasado el invierno en el suelo. Además, con la ayuda del tratamiento de primavera, se introduce la cantidad de nitrógeno necesaria para la planta. El procesamiento se lleva a cabo regando los arbustos de fresa con una solución que consiste en:

  • 40 mililitros de amoniaco al 10%;
  • 10 litros de agua;
  • 1 litro de agua con jabón.

El tiempo para completar este trabajo cae entre finales de marzo y principios de abril. Si alguna cantidad notable de fertilizante cae en la parte aérea de la planta, después del final del tratamiento, los arbustos se riegan adicionalmente con agua limpia. Para deshacerse de las plagas restantes después de la floración, las fresas se riegan con una solución, que debe diluirse con más fuerza:

  • 3 cucharadas de amoniaco;
  • 10 litros de agua.

La última alimentación se realiza después de recoger las bayas. El propósito principal de tal procedimiento es restaurar la planta después de la fructificación y contribuir a la formación de la cosecha futura. Se prepara una mezcla adecuada a partir de:

  • 40 mililitros de amoniaco al 10%;
  • 10 litros de agua;
  • 5 gotas de yodo.

Si usa el producto para cultivar fresas, la calidad del cultivo mejorará y el riesgo de insectos disminuirá al mínimo.

Usando una solución para cebollas y ajo - proporciones.

Si desea cultivar cebollas y ajo con una pluma verde jugosa, debe alimentar regularmente a las plantas con fertilizantes nitrogenados. Además, dicho procedimiento será necesario si la planta muestra signos de falta de nitrógeno, como follaje amarillento y retorcido.
Para fertilizar el ajo con una solución de amoníaco, se siguen las siguientes reglas:

  1. Si la planta muestra fuertes signos de falta de nitrógeno, se riega con una solución preparada a partir de una cucharada de amoníaco al 25% y un litro de agua;
  2. Con fines preventivos, a principios de verano se realizan dos tratamientos con un producto elaborado a partir de 30 mililitros de amoniaco al 10% y un litro de agua.

El aderezo de cebollas dependerá de los objetivos de cultivo del cultivo:

  1. Para verduras espesas y jugosas, en junio, las plantas se alimentan con una solución, que consta de una cucharadita de amoniaco y un litro de agua;
  2. Para aumentar la masa y la calidad de los cultivos de raíces, las camas se riegan con un producto que consiste en una cucharada de amoníaco y un balde de agua.

Todos los tipos de tratamientos de cebolla y ajo se repiten 2-3 veces con un intervalo de 7-10 días.

Para deshacerse de los insectos, la siguiente cantidad de sustancia se diluye en un balde de agua:

  • mosca de la cebolla y la zanahoria - 5 mililitros;
  • gusano de alambre - 10 mililitros;
  • probóscide oculta - 25 mililitros;
  • pulgones: se deben usar 50 mililitros de amoníaco en combinación con 50 gramos de jabón para lavar la ropa.

El amoníaco es un remedio versátil, con el que se puede alimentar a la planta y al mismo tiempo protegerla de plagas.

Amonio para pepinos y tomates - proceso en primavera

Para ayudar a los pepinos a acumular activamente la masa verde y formar los ovarios, es necesario preparar con regularidad apósitos que contengan nitrógeno:

  1. Después de que el tamaño del brote alcanza los 10-15 centímetros de longitud, se riega una vez a la semana con una solución de amoníaco al 1%;
  2. En el momento de la formación del ovario, la concentración de la sustancia se duplica;
  3. Si las hojas de la planta comienzan a marchitarse, a secarse y hay signos de coloración amarillenta, se recomienda realizar una alimentación única con una solución al 4%.

Para que los tomates formen arbustos poderosos y frutas grandes, se procesan de la misma manera que los pepinos. El resultado de la alimentación con amoníaco de la variedad de tomate "Tatiana" es indicativo: el rendimiento es un 20% más alto en comparación con las plantas que no han recibido dicha alimentación.

Los tomates se pueden saturar con nitrógeno durante la fase de siembra. Para hacer esto, vierta 500 mililitros de solución de amoníaco al 1% en cada pocillo.

Amoníaco para pimientos y repollo: una promesa de la cosecha.

Pimiento morrón y repollo, así como otros cultivos. les gustan mucho los fertilizantes que contienen nitrógenoI. Con su ayuda, se forma un arbusto poderoso y se mejora la floración. El amoníaco ayuda a las plantas a hacer frente a sus tareas principales y proporciona una protección decente contra muchas plagas. Se usa de la misma manera que cuando se cultivan pepinos o tomates.
El amoníaco es un hallazgo muy valioso para muchos jardineros.... Esta versátil herramienta le permite fertilizar no solo los cultivos anteriores, sino también papas, remolacha, calabacín, berenjena y otros cultivos. Con la ayuda de dicha herramienta, puede enriquecer completamente las plantas con nitrógeno y protegerlas de manera efectiva contra los insectos. Además, puede comprar amoníaco en cualquier farmacia y el costo de esta sustancia será asequible para todos.


Cómo diluir adecuadamente el amoníaco para cebollas y ajo en las camas.

Las cebollas y el ajo no son cultivos demasiado caprichosos, pero a veces surgen problemas con ellos. Las hojas pueden volverse pálidas, amarillas, secarse, las cabezas no se desarrollan debido a una violación de la fotosíntesis, se pudren. La mayoría de las veces, el problema radica en la falta de nitrógeno. Debe agregar urea o carbamida con mucho cuidado, el exceso mínimo de la dosis puede agravar mucho la situación. Existe un remedio más seguro y simple: una solución farmacéutica de amoníaco, que nutrirá y protegerá las cebollas y el ajo de los insectos.


El uso de amoníaco en el jardín y la huerta.

Los jardineros domésticos practican una variedad de métodos populares para el cultivo de plantas y el control de plagas. El uso de amoníaco al plantar plántulas asusta al oso. Se agrega medio litro de solución a los pocillos: 10 litros. agua agregue 10 ml. amoníaco.

¡Referencia! Durante el uso de amoníaco, los fertilizantes que contienen nitrógeno no se usan para vestirse.

En el jardín, se rocían árboles y arbustos, se riega el suelo. Después del procesamiento, el follaje adquiere un color intenso, mejora la floración y la formación de frutos. El olor acre ahuyenta a las plagas, es al mismo tiempo un fertilizante.

En el jardín, el amoníaco se usa para rociar cultivos de hortalizas:

  • Para repollo. En la lucha contra las plagas: pulga de la col, babosas, caracoles, orugas, pulgas crucíferas. Para un cubo de 10 litros. añadir 50-100 ml. amoníaco. Rociado por la noche. En tiempo lluvioso, para la prevención de babosas, los arbustos se riegan abundantemente con una regadera.
  • Para pepinos y tomates. Riegue los arbustos con una solución de concentración débil (por 10 litros de agua - 3 cucharadas de amoníaco) cada 10 días. Aumente la concentración si es necesario.
  • Para cebollas y ajos. Para mejorar el rendimiento y como medida preventiva contra plagas, los lechos se riegan con una solución de 10 litros. agua con 1 cucharada. cucharada de amoniaco.
  • Para patatas y pimientos. Al regar las camas 1 vez en dos semanas, agregue 2-3 cucharadas. cucharadas de amoniaco.

El amoníaco se usa para la alimentación y el tratamiento de plagas de muchos cultivos hortícolas y hortícolas:

  • nabos, nabos, rábanos
  • remolacha
  • berenjena
  • zanahorias
  • ruibarbo
  • calabaza y calabaza
  • grosella espinosa
  • manzana y pera
  • cerezas.

Es suficiente regar 2-3 veces con la adición de amoníaco para acelerar el crecimiento de las plantas, fortalecer la inmunidad y brindar protección contra las plagas.


Que plantas son adecuadas

El amoníaco es útil para casi todas las plantas ornamentales y de jardín. Sin embargo, la dosis y la frecuencia de aplicación del amoníaco se determinan teniendo en cuenta la especie del cultivo.

Las plantas vegetales polinizadas por insectos se alimentan cada temporada de crecimiento, pero en concentración moderada. Hay especies que necesitan más fertilizante de amoníaco y hay menos.

De las plantas que responden bien al amoníaco, debes nombrar:

  • verduras: repollo, pimientos, calabazas, patatas
  • flores: dalias, peonías, especies bulbosas perennes
  • árboles frutales y arbustos: frambuesas, cerezas, ciruelas, fresas.

El amonio es útil para las plántulas de casi todas las especies cultivadas, tanto en el hogar como en condiciones de invernadero.

El químico se puede usar como un asesino de insectos, pero solo en una concentración moderada, para:

  • Árboles de manzana
  • Grosella
  • grosellas
  • maíz
  • especies ornamentales anuales
  • tubérculos
  • tomate
  • pepinos

No use alcohol para legumbres. Estas plantas absorben activamente nitrógeno no solo del suelo, sino también del aire, por lo que no necesitan alimentación adicional.


La fertilización con nitrógeno tiene una gran necesidad de los cultivos de solanáceas, que crecen principalmente en suelos con un bajo contenido de humus. Las berenjenas, los pimientos, las papas, los tomates, las calabazas, el calabacín y el repollo se tratan con mezclas de fertilizantes con la adición de una solución acuosa de amoníaco. Los cultivos de frutas y bayas (frambuesas, cerezas, ciruelas, moras, cerezas dulces) reaccionarán positivamente a la introducción de amoníaco. Para estas plantas, la fertilización con nitrógeno es necesaria durante todo el período de crecimiento y fructificación.

Sin fertilización con nitrógeno, no agradarán con lujosos ramos de rosas, peonías, dalias, clemátides, capuchinas. Las flores se tratan con apósitos con amoníaco varias veces durante la temporada de crecimiento y la formación de pedúnculos. Para pepinos, zanahorias, ajos, cebollas, rábanos, remolachas, maíz, la fertilización con nitrógeno es necesaria en dosis medias, principalmente durante el período de crecimiento de la masa verde de la parte del suelo de las plantas. Las legumbres se abastecen de nitrógeno, lo absorben del aire y lo acumulan en crecimientos especiales: nódulos en las raíces.


Amoníaco contra plagas del huerto y huerto.

Pero el amoníaco en el jardín y en el jardín puede actuar no solo como fertilizante, sino también como insecticida. Su olor acre se evapora fácilmente, pero logra ahuyentar a la mayoría de las plagas del jardín.

Como mínimo, usando amoníaco, puede deshacerse de los pulgones en las plantas. Disolver 50 ml de la preparación y 100 g de jabón de lavar rallado en 10 l de agua. Deje reposar un poco la composición para que el jabón se disuelva bien.Rocíe las plantas en ambos lados de las hojas temprano en la mañana en un clima tranquilo y nublado.

El salmón también ayuda desde un oso, un gusano de alambre e incluso un topo. Inmediatamente antes de plantar cualquier cultivo (papas, pimientos, tomates) en el lecho del jardín, vierta los pozos con una solución de amoníaco (3-4 cucharadas soperas por 10 litros de agua) y repita el procedimiento nuevamente después de 7-10 días. Si encuentra un agujero de un lunar o un oso, coloque allí un hisopo de algodón humedecido en amoníaco puro. Los jardineros experimentados afirman que esta técnica protege a las plantas de estas plagas durante la próxima temporada.

Para preparar una solución de amoníaco contra el acechador y el gorgojo de la cebolla, 3-4 cucharadas. diluir el medicamento en 10 litros de agua. Riega la cebolla con este "elixir" en primavera y en la primera mitad del verano a intervalos de 7-10 días.

El olor acre del amoníaco también ahuyentará las moscas de la cebolla y la zanahoria de sus plantaciones. Para proteger las verduras de estas plagas, los pasillos deben regarse con una solución preparada a partir de 1 cucharada. preparación farmacéutica y 10 litros de agua, cada 10-12 días.

Una solución concentrada de amoníaco también ayudará en la lucha contra las hormigas, que en sí mismas, aunque no dañan las plantas del jardín, son una amenaza potencial en el sitio (crían pulgones, construyen hormigueros cerca de las raíces). Se vierte suavemente una solución de amoníaco en los túneles de las hormigas o en el centro del hormiguero.

Por cierto, este medicamento también deberá usarse cuando los mosquitos y los mosquitos infesten su sitio. Rocíe el espacio de una glorieta abierta o un banco de la calle con este medicamento aromático. El olor desagradable desaparecerá rápidamente, pero seguirá siendo perceptible para los insectos y no se atreverán a acercarse a su lugar de descanso.

A las babosas de col y las orugas tampoco les gusta el olor a amoníaco. Vierta las cabezas de repollo generosamente de una regadera para que lleguen a lugares difíciles de alcanzar. Prepare una solución a partir de una mezcla de 100 ml de amoníaco y 10 litros de agua. De las orugas, las camas se rocían o se riegan varias veces al día.

Como puede ver, una farmacia de "centavo" puede ser una verdadera bendición para un jardinero. Solo necesita saber cómo, dónde y cuándo aplicar correctamente el amoníaco en el sitio.


Medidas de seguridad al procesar plantas con amoníaco.

El olor acre del amoníaco y su vapor, si no se siguen las medidas de protección básicas, puede ser peligroso:

  • La inhalación repentina puede provocar un paro respiratorio, por lo que es mejor mezclar las soluciones en habitaciones bien ventiladas.
  • en personas con hipertensión, puede provocar un aumento brusco de la presión arterial
  • El amoníaco es un medicamento y en ningún caso debe mezclarse con sustancias que contengan cloro.
  • para evitar quemaduras, tenga cuidado de que el producto no entre en contacto con la piel y las membranas mucosas.

Con un uso adecuado, respetando proporciones y reglas, el amoníaco se convertirá en su asistente y amigo insustituible para las plantas. Seguramente te lo agradecerán con una apariencia saludable y una rica cosecha.


Ver el vídeo: Cocina Bohemia con Victor Alfonso González, Arroz con gambones


Artículo Anterior

Canción de la bigiarella - Sonidos emitidos por la bigiarella - Sylvia curruca

Artículo Siguiente

Sin flores en naranja falsa: por qué no florece una flor de naranja falsa